Jopará, el plato para combatir la escasez presente en la mesa de los misioneros

Todos los 1° de octubre es tradición comer jopará, un preparado de poroto y locro para espantar al Karaí octubre.

¿Quien es el Karaí Octubre?

 

Esta leyenda-tradición surge de la región guaraní, tiene su centro en Paraguay, pero la creencia se ha extendido también en las provincias argentinas de Misiones, Corrientes, Formosa, parte del Chaco y Santa Fe. En Misiones se consume principalmente en las zonas de frontera con Paraguay.

Según la creencia popular, el Karaí (señor en guaraní) es un duende maléfico que sale todos los 1 de octubre a recorrer las casas y ver quiénes tienen suficiente comida, va mirando si las personas sembraron y trabajaron durante el año y supo guardar para los meses en que no hay cosecha. Ese día, y al pasar por las casas, debe comprobar que hay suficiente comida y que la inviten a sus vecinos y a quienes no cuidaron, los castiga con miseria hasta fin de año y a los que tienen para convidar los premia con abundancias.

Por esto, es que los guaraníes recibían el mes de octubre con un delicioso y suculento jopará, similar a un locro, con muchos vegetales y carnes, con la intención de conspirarlo, ya que este duende no se queda en los lugares donde hay abundancia.

Octubre, mes de la escasez

Karaí Octubre es un festejo guaraní que se remonta mucho antes de la llegada de los españoles a América, cuando en la época en que florecían los lapachos los guaraníes reservaban sus alimentos, ya que no había frutos que recolectar en el monte y los animales estaban muy flacos por la finalización del invierno. Los productos que sembraban maíz, mandioca, batata, recién se sembraba a partir de ese mes.

Octubre es el mes más difícil antes que la tierra comience a ofrecer masivamente. Es un mes de sensibles carencias y solamente las familias previsoras podrán sobrellevar estos momentos difíciles.

Preparación del jopará

El locro y el poroto se ponen en remojo en agua un día antes y al amanecer del 1 de octubre, desde las 5 o 6 de la mañana ya comienza a hervir en la olla de hierro sobre un fuego de leña o carbón, para que al mediodía ya pueda ser consumido.

El jopará puede prepararse con carne o una mezcla de carnes: cerdo y vacuno, también chorizos. Otras opciones son vegetarianos y veganos.

Ingredientes

150 g de locro

150 g de porotos secos

2 cdas. de aceite

750 g de carne vacuna

1 hoja de laurel

2 cebollas

1 tomate

Papa

Zapallo

1 diente de ajo

2 cebollitas de verdeo

Sal y pimienta

Preparación

1. Poner en remojo el locro y el poroto por separado en agua natural desde la noche anterior (mínimo por 8 horas). Luego desechar el agua y lavar bien. Poner a hervir en una olla de hierro con agua limpia y 1 hoja de laurel, durante 1 hora.

2. Rehogar las verduras en el aceite (cebolla, tomate y ajo), y luego agregarlas a la cocción del locro y los porotos junto con la carne cortada en trozos. También la papa y zapallo. Salar a gusto.

3. Continuar la cocción hasta que el poroto y el locro queden blandos y si hace falta agregar agua hirviendo.

4. Por último, incorporar la cebollita y servir.

 

1 thought on “Jopará, el plato para combatir la escasez presente en la mesa de los misioneros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *